Mezcolanza de paladares

  • Restaurantes y supermercados se suman a la cocina internacional con una gran oferta de platos y alimentos
  • Las recetas francesas e italianas son las que más gustan

La cocina española asiste, cada vez más, a la irrupción de nuevas tendencias gastronómicas procedentes de cualquier parte del mundo

Un quiche de verduras, un cuscús, un arroz tres delicias o unos crêpes con chocolate son los platos que configuran el menú de las nuevas tendencias gastronómicas que poco a poco se han ido introduciendo en los hogares murcianos y españoles. La cocina también salta fronteras y las recetas que hace unos años se imprimían en las páginas exóticas de las revistas culinarias hoy se incluyen entre las notas de los ingredientes necesarios para elaborar unos tradicionales michirones, una paella de marisco o una tortilla de patatas. El fenómeno de la globalización no entiende de barreras y restricciones, y la gastronomía, expuesta cada vez más a la innovación y a la búsqueda constante de nuevos sabores, ha encontrado en el exterior una amplia gama de posibilidades que degustar sin tener que salir de casa o con solo dar un paseo a la vuelta de cualquier esquina.

Image

El sector hostelero crece a la par que los paladares de los comensales más aventureros se hacen con el sabor y el aroma de otros países y los restaurantes con denominación de origen y recetas importadas se hacen un hueco entre la oferta gastronómica. A la ya tradicional comida china, se unen el picante mexicano, el sushi japonés, la carne paquistaní, la pasta italiana y el sabor magrebí. Una oferta cada vez mayor y que cuenta con grandes adeptos a los que les gusta viajar a través del paladar. Pero no es la única forma de hacerlo. La cocina casera, aun con recetas de otros países, es otra opción para quienes prefieren degustar un menú elaborado por ellos mismos. Una opción que ya tienen en cuenta supermercados y cadenas comerciales, y que han empezado a explotar con la introducción de nuevos productos que llenan las estanterías de los autoservicios y que forman parte de la lista de ingredientes para preparar, por ejemplo, un buen cuscús, un plato típico del norte de África elaborado a base de sémola de trigo y aderezado al gusto con carne, hortalizas o legumbres. Un manjar del que María José García no se ha querido desprender desde que lo probara por primera vez en un viaje a Marruecos. Esta murciana licenciada en Filología árabe se trasladó hace un año al país vecino para realizar unas prácticas de trabajo. Inmersa en las costumbres, el modo de vida y la gastronomía marroquí ha mantenido en España una de las recetas que más añora de su experiencia africana, el cuscús: “No me sale igual de bueno que el que comía en Marruecos, pero cada vez voy mejorando. Es un plato que me gusta mucho porque es muy completo y tiene un sabor diferente que me llama mucho la atención”, señala María José, quien añade que en casa sólo lo come ella y su madre, “el resto de la familia prefiere el cocido de toda la vida”. Y es que no todas las recetas gustan igual. La cocina africana todavía se resiste a entrar en la rutina gastronómica de muchos españoles y murcianos.

No ocurre lo mismo con otros países como Italia o Francia; este último exportador de algunas de las recetas más dulces que se repiten en las cocinas españolas, como los crêpes de chocolate, también acompañados con nata, mermelada o fresas.

Image

Image

Se trata de una receta francesa originaria de la región de Bretaña y que se confecciona a base de harina de trigo, huevos, leche, mantequilla, azúcar y una pizca de sal, creando una fina masa en forma de círculo. La sencillez de su elaboración y el escaso número de ingredientes que necesita hace que sea una receta fácil para hacer en casa, pero la cultura de los crêpes también hace negocio y se ha sumado a los puestos ambulantes del dulce callejero, típicos de ferias y verbenas, pero que ahora han perdido su temporalidad y ocupan lugares fijos, por lo que salir una noche y poder degustar uno de estos pequeños bocados franceses es cada vez más accesible.

Image

Image

Juan Segura es uno de los que se han echado a la calle a endulzar con chocolate y masa de crêpe a quien quiera probar esta receta, una receta que según asegura este manchego afincado en Murcia, cada vez atrae a más gente: “Siempre hay clientes. Pasan cerca del puesto y muchos no se resisten”. Como tampoco lo hacen quienes buscan el sabor del Kebab o la comida turca, otro de los filones gastronómicos que se ha hecho hueco entre restaurantes y bocaterías.

Todo un recetario de platos y sabores que no para de crecer y que se ha colado entre las costumbres gastronómicas más arraigadas para componer una mezcolanza de aromas y paladares con la que llenar el estómago.

¿Y dónde comprar los ingredientes?

Pese al auge de la cocina extranjera y su influencia entre los fogones españoles, la búsqueda de ingredientes muy específicos todavía resulta bastante difícil. Por el momento, sólo las grandes superficies han incorporado en su inventario nuevos productos que satisfacen la demanda de estas nuevas tendencias gastronómicas. Así se pueden encontrar en ellas todo tipo de salsas para acompañar los platos o una amplia variedad de frutas tropicales como la papaya, típica de la Indiao Brasil, o el aguacate mexicano, muy utilizado en la cocina latinoamericana, pero también frutos secos y otro tipo de productos ya elaborados que si bien se producen en la península, siguen una receta que no les es propia. La bollería industrial, por ejemplo, distribuye crêpes a falta de calentar en el microondas y la pizza italiana combina nuevos sabores con salsa de Kebab o al curry. Novedades que se incluyen en base a la influencia de las recetas que se han incorporado en los últimos años a la gastronomía nacional. No obstante, salvo productos muy específicos, la mayor parte de las recetas comparten ingredientes básicos que se consumen dentro y fuera de las fronteras nacionales, por lo que los ingredientes dejan de ser un obstáculo culinario en la apuesta por nuevos sabores y las posibilidades de viajar a través del paladar lejos de menguar, aumentan.

Image

Anuncios

El primer ejercicio: Una buena alimentación

  • “La alimentación es la gasolina de nuestro cuerpo y por ello es fundamental mantenerse en forma”
  • Los expertos advierten que no basta con una dieta equilibrada, también hay que hacer ejercicio

Según los expertos gastronomía y deporte son la base de una dieta saludable para mantenerse en forma

Pasear junto a las estanterías del supermercado no es una tarea más del rutinario quehacer diario; es el primer paso de lo que después se va a convertir en la fuente de energía de nuestro organismo. Así lo define Antonio Jesús Cutillas, preparador físico de pequeños y grandes deportistas en el Club de Atletismo de Cieza. Para él, “la alimentación es la gasolina de nuestro cuerpo y por tanto, es fundamental para mantenerse en forma”. Y es por ello por lo que al pasear por el supermercado tan decisivo es dónde dirigir la mirada como qué echar finalmente en la cesta de compra. No vale cualquier alimento ni cualquier producto, y entre los que cabe evitar se encuentra la sección de bollería industrial, un lujo “prohibido para deportistas”, insiste Cutillas, y del que tampoco deberían abusar niños y adultos. La razón: una gran cantidad de grasas animales que se adhieren al organismo y que son más difícil de eliminar. Superada esta tentación, la cesta de compra debería dirigirse hacia el apartado de verduras, pescado, pastas y carne; ingredientes de una dieta mediterránea, considerada por multitud de expertos como una de las más saludables y beneficiosas.

Image

Image

El siguiente paso es cumplir con las cuatro reglas básicas necesarias para estar en forma con la alimentación y que representan un tópico que no solo es recomendable sino que funciona. Sandra Macanás es nutricionista de la franquicia Naturhouse de Cabezo de Torres en Murcia. Ella lo tiene claro: “Lo fundamental es hacer cinco comidas diarias, beber todos los días un litro y medio de agua, no dejar pasar más de cuatro horas entre comida y comida y hacer deporte de forma habitual como complemento a estos hábitos alimenticios”. Cuatro pautas muy sencillas pero que no se cumplen, según reconoce Cutillas, quien estima que en la gran mayoría de los casos las cinco comidas se convierten en tres, el tope máximo de cuatro horas en que el estómago está vacío se alarga entre la comida y la cena, el litro y medio de agua se reduce a dos vasos escasos, y el ejercicio difícilmente entra en la agenda diaria, pese a que como él mismo defiende “el ejercicio físico sea la fuente de revitalización del organismo y el medio regulador de todos los procesos que se producen en él”.

Entre los alimentos que componen una dieta equilibrada y que no deben faltar en esa lista de supermercado también está el pescado blanco, muy recomendado porque, como explica Macanás, es el que menos grasas contiene, aunque como reconoce la nutricionista, a la hora de hacer una dieta no se puede generalizar y se debe adaptar a las características de cada persona: “Lo ideal es una dieta personalizada dependiendo del objetivo que se quiera conseguir y en función de otros factores importantes como la edad, el peso, la actividad física que se practica… No es lo mismo una dieta para alguien que quiere adelgazar que para quien busque mantener su estado de forma”.

En el caso de los deportistas la dieta también se adapta al tipo de deporte que practiquen dependiendo del esfuerzo físico que realicen y la cantidad de energía necesaria para llevarlo a cabo. Entre el grupo de atletas que entrena Cutillas, el ejemplo se puede observar entre quienes se preparan para pruebas maratonianas en las que el organismo necesita una mayor reserva de energía y quienes lo hacen para batir el cronómetro en apenas cien metros lisos. Aquí priman otras aptitudes frente a la capacidad de fondo y energía del atleta. No obstante, ambos necesitan estar bien alimentados. Y en ese aspecto el entrenador insiste: “Una buena dieta no ayuda a ganar una carrera pero llevar una mala alimentación sí perjudica a la hora de obtener buenos resultados”.

Image

La principal fuente de energía de los deportistas son los hidratos de carbono, “la gasolina principal de todo fondista”, describe Cutillas. Unos hidratos que se pueden encontrar en pastas, cereales, arroz…por eso, una dieta adecuada para quienes practican ejercicio físico, ya sea de forma profesional o amateur, es rica en este tipo de alimentos, a la vez que se debe completar con todo tipo de proteínas, verduras, pescado y también grasas animales, aunque sin abusar de estas últimas, precisamente porque en exceso son perjudiciales.

Image

Por su parte, los niños también son un colectivo destacado en el que una buena alimentación además de necesaria es determinante. En pleno crecimiento y con un ritmo de actividad diario muy alto necesitan una mayor cantidad de energía que les ayude a sobrellevar sin demasiado cansancio su jornada escolar, rendimiento académico y las innumerables actividades extraescolares que copan su agenda. Una energía que necesitan y que adquieren a través de la alimentación.

Image

Image

Para ellos, la mejor recomendación es, como establece Macanás, una dieta variada y equilibrada, sin abusos en grasas animales, y respetuosa con los cuatro pasos básicos de toda alimentación descritos más arriba.

Una vida sedentaria

Desde el sofá y para quienes el ejercicio físico todavía no entra en sus planes, mantenerse en forma sólo con seguir estos consejos alimenticios resulta algo más difícil. El deporte, además de necesario, es complementario en una dieta sana y equilibrada, y sin él, el efecto de los alimentos que se ingieren no es el mismo. Así, los hidratos de carbono, abundantes en el menú de todo deportista, implican en el caso de una persona sedentaria mayor acumulación de azúcares que a la larga se traduce en unos kilos de más. La cuestión es que, como aclara Cutillas, mientras el deportista consigue quemar el exceso de energía a través del movimiento, una persona que no lleva a cabo ningún tipo de ejercicio físico, lejos de consumir esa energía extra, la va a acumular en su organismo. Por eso el supermercado, la elección de los alimentos y una buena alimentación son sólo el primer ejercicio para conseguir un estado de forma saludable; el segundo es cumplir con los hábitos alimenticios recomendables y, sobre todo, llevar a la pista la práctica deportiva necesaria para conservar el equilibrio físico.

Las verduras, imprescindibles

Entre los alimentos que no deben faltar nunca en una dieta sana y equilibrada se encuentra todo tipo de verduras, desde las alcachofas a las espinacas pasando por el brócoli. Y es que entre los beneficios que aportan estos vegetales cabe destacar una mayor aportación vitamínica y en minerales como el hierro, el zinc o el potasio, además de ayudar a eliminar la retención de líquidos y prevenir la hipertesión y la hinchazón de vientre y piernas. Es destacado también su alto contenido en fibras y antioxidantes, beneficioso para el organismo.

“El truco para conseguir un buen chocolate es el tesón”

  • “Para mí la cocina, más que vocación fue un descubrimiento con el que disfruto cada día”
  • “El pastelero no inventa nuevas recetas sino que compone. La cuestión está en probar y mezclar”
  • “En Murcia, el gremio de pasteleros está muy unido. Hay una competencia sana”

Dice Andrés Mármol, maestro pastelero y amante del oficio artesano, que solo pronunciar la palabra chocolate consigue hacer sonreír a un niño. Y lo hace porque, sin ni siquiera pararse a pensar, su mente ya la ha asociado con algo bueno. Lo mismo ocurre con el nombre de ‘La Gloria’, la marca comercial a la que Andrés (El Palmar, 1965), está ligado desde hace más de veinte años, y a la que también lo están sus pasteles, bombones, tartas y chocolates; también la marca que da nombre a su confitería y en la que despacha cada uno de los pequeños manjares que salen de su taller del chocolate, donde, dice, experimenta, crea e innova. Andrés Mármol es uno de los maestros pasteleros más conocidos dela Región, a caballo entre la tradición y la búsqueda incansable de nuevas texturas, ha conseguido galardones en numerosos concursos gastronómicos, entre ellos el que le permitió confeccionar la tarta que degustarían los invitados al bautizo dela InfantaLeonoro el que le premió por elaborar el mejor pastel de 2011.

Image

– ¿Qué diferencia  sus pasteles del resto de confiterías?

– La diferencia está en la constancia y el cariño con el que se hace cada producto, luego cada uno tiene su forma y manera de trabajar, pero al final lo que la gente va a agradecer y lo que va a motivar su compra es el resultado de un trabajo bien hecho a base de cariño y constancia.

-¿Cómo empezó en el oficio?

– Desde muy joven comencé a trabajar en una pastelería de El Palmar y fue allí donde pude conocer todo lo que había detrás del oficio. Para mí más que vocación fue todo un descubrimiento; un descubrimiento con el que disfruto cada día, que me gusta y que además se ha convertido en mi hobby. Me gusta trabajar en nuevas texturas, sabores… y crear nuevos productos con los que agradar a los clientes.

– ¿Es necesario innovar?

– Hay que conseguir un equilibrio entre la pastelería de siempre y la más novedosa. Nuestros dulces tradicionales son nuestro signo de identidad y parte de nuestra cultura, por eso no hay que perderlos nunca, pero también es importante crear y seguir nuevas tendencias. En realidad es una mezcla de las dos cosas.

-¿Quizás comemos más por los ojos que por la boca?

– La vista es fundamental ante la elección de compra, pero no lo único. No sirve de nada que los pasteles tengan buena pinta si luego no saben a nada o si se te ha olvidado echarle algún ingrediente.

Image

-¿Cuál ha sido su última innovación?

– Uno de los últimos productos que hemos elaborado ha sido el chocolate al té. Es un tipo de chocolate sin grasa de huevo que no tiene antioxidantes y por eso es más saludable.

– ¿En qué se inspira para confeccionar las nuevas recetas?

– En todo. En cualquier cosa que tenga a mi alcance. El pastelero no inventa, sino que compone, mezcla ingredientes para variar texturas y sabores, y en ese sentido, hay una infinidad de combinaciones. Con frutos secos por ejemplo se puede conseguir un toque más exótico, también con frutas. La cuestión está en probar y mezclar aquello que sabes que puede gustar.

– ¿Y alguna vez le ha ocurrido que haya hecho un pastel que no termine de gustar al público?

– Claro. Lo que haces entonces es que dejas de elaborarlo. Siempre es de agradecer que un cliente te diga que algo no le gusta y que te hablen con confianza.

– ¿Cómo es el proceso de creación de un nuevo dulce?, ¿hacen pruebas de sabor?

– Normalmente mezclamos sabores que pensamos que pueden quedar bien, y luego los probamos. Si gusta entonces lo empezamos a elaborar y ya es el cliente quien decide. Pero generalmente gusta porque la gente ve el resultado y se da cuenta de que detrás de ese pastel o ese dulce hay pasión, hay dedicación por lo que se hace y también mucho cariño.

Image

-¿Qué supone para un pastelero llevar a cabo un encargo tan importante como la tarta del bautizo de la Infanta Leonor?

-En realidad no fue un encargo. Fue un premio que ganamos, primero en Murcia y luego ante el resto de comunidades autónomas que participaban en el concurso. Para nosotros supone una gran satisfacción y un orgullo porque el listón estaba muy alto.

– Y en cuanto a pastelería, ¿hay mucha competencia en Murcia?

– Es una competencia sana. El gremio de pasteleros y hosteleros dela Regiónestá muy unido. Además, no por ser más vamos a vender menos, sino todo lo contrario, vamos a vender más.

– ¿Cuál es el truco para hacer un buen chocolate?

– Tesón y mucho trabajo, empleando, por supuesto, las técnicas conocidas por todo pastelero. Al final, si te esfuerzas el trabajo se ve recompensado.

Image

– ¿Perspectivas de futuro?

– Mi idea es la transmisión. Poder llevar todos mis conocimientos a los demás para que no se pierda la artesanía. Mi intención es crear un aula en la que pueda enseñar el arte del oficio a las generaciones que vienen. Es un proyecto que va despacio pero que ya está en mente.

De profesión, pastelero

Andrés Mármol lleva más de treinta años en el oficio, de ellos veinte como propietario deLa Gloria, la pastelería que regenta en la pedanía murciana de El Palmar y de donde es oriundo. Asiduo a numerosos concursos y certámenes gastronómicos, Mármol es conocido por los diversos galardones que ha cosechado a lo largo de su carrera profesional, siendo el más destacado el primer premio en el certamen de tartas Infanta Leonor, convocado porla Confederación Españolade Empresarios de Pastelería en 2006 y en el que presentó un Mouse de chocolate con leche a las especias chinas. Actualmente, la confitería La Gloriase sitúa como un referente dentro del sector con una amplia variedad de servicios entre los que se encuentra repostería, bombonería, tartas, chocolate…

Image

Lo mejor de cada casa

  • El programa ‘Contacte con…’ permite poner en contacto a compradores y expositores ante de la celebración de la feria
  • La feria reunirá a más de 1.100 empresas de 45 países diferentes en apenas tres días
Cuatro empresas murcianas venden sus productos en la IV Feria de Alimentación ‘España Original’ de Ciudad Real

Apenas lleva un año y medio en el mercado y su sabor todavía cuesta asociarlo a la Región de Murcia. Cayó en el olvido hace más de 250 años pero jamás ha dejado de estar presente en la memoria hasta que unos documentos antiguos y la ilusión de dos jóvenes empresarios caravaqueños le han devuelto al mercado. El Orujo Villa Lucía, producido de forma totalmente artesanal y con una amplia variedad de aromas, es uno de los productos presentes en la Feria Nacional de Denominaciones de Origen ‘España Original’ de Ciudad Real, que este año celebra su cuarta edición con la creación de un nuevo espacio dedicado en exclusiva a productos ecológicos y naturales. Un pabellón en el que también estarán representadas tres empresas murcianas más con el objetivo de trasladar el sabor de la tierra hasta el mismo corazón dela Manchay desde allí exportarlo a todo el mundo, ya que la feria concentrará en apenas tres días, del 8 al 10 mayo, a más de 350 compradores venidos de países como Alemania, Rusia, China, EE.UU., Brasil yla India, entre una amplia lista en la que también estarán presentes alrededor de 230 compradores nacionales. Un escaparate único en el que exponer calidad, artesanía y sabor, y en el que también, cómo no, hacer negocio.

Image

La feria es un encuentro comercial que sirve de intermediario para vender los productos más característicos de las distintas regiones de España y también una oportunidad para abrir mercado. Ésa es la idea con la que viajan las cuatro representantes murcianas a esta cita gastronómica en la que además de vender, cerrar tratos comerciales y generar contactos, los asistentes podrán catar y degustar cada bocado para constatar ‘in situ’ la calidad de los productos presentados.

Alimentos que en el caso murciano se caracterizan por un producto 100% natural, que además son elaborados con el mimo y el cuidado de todo artesano, pero que también como apunta Pedro Guillén, gerente de Sol de Archena y Alimentos Valle de Ricote, “proceden de nuestros campos”. Para Guillén, como para el resto de las empresas murcianas, ésta es la primera vez que acude a la cita manchega pese a que se viene realizando de forma bianual desde 2006 y la de este año es su cuarta edición. No obstante, se trata como apunta Guillén de un evento “del que tengo muy buenas referencias y que creo que podría ser interesente”. En ese aspecto coincide con Joaquín Ayala, uno de los socios fundadores de González y Soto, quienes, aunque ya estuvieron con visitantes hace dos años, para ellos también ésta es su primera vez como expositores: “Nos llevamos muy buena impresión de toda la feria, además acuden muchos clientes nuestros por lo que pensamos que participar es una muy buena idea. La feria nos permite conocer de una forma más cercana el producto español y es una herramienta imprescindible para la venta”, reconoce este empresario especializado en trasladar al mercado uno de sus productos estrella: la alcachofa congelada.

Image

Tanto Joaquín como Pedro llevan años trabajando en la elaboración de todo tipo de conservas. De las fábricas de Joaquín, por ejemplo, salen botes de melocotón, pera, cerezas, pimientos… pero también encurtidos y productos congelados, como las ya citadas alcachofas. A su lista se suman alcaparras, aceitunas y género fresco como lechugas y pepinos. Pero el recorrido por las conservas murcianas y los alimentos con sabor de la tierra no acaba aquí. Sol de Archena también se une a este mercado de la fruta envasada con la venta, entre otras variedades, de albaricoques y piña en almíbar, sin olvidar el aceite que se produce en la almazara Valle de Ricote. Productos todos ellos con un destino común: el mercado nacional y la exportación, pero que en los próximos días pararán en Ciudad Real para hacer las delicias de los compradores.

Image

Image

Las primeras citas antes de llegar

Una de las novedades que ofrece esta edición de ‘España Original’ es el programa ‘Contacte con’, una iniciativa que pretende poner en contacto a compradores y expositores antes de la celebración de la feria para concertar con ellos las citas comerciales que más les interesen antes de la celebración de la misma. Se trata de un programa que se lleva a cabo a través de una herramienta informática y que, según explican desde la organización de la feria, “permite ahorrar tiempo y focalizar el interés de cada comprador hacia lo que va buscando”. Precisamente esta agenda de contactos previos a que dé inicio la gran cita con la gastronomía nacional es uno de los principales atractivos del evento: “Como ya sabemos qué clientes van a ir, le hemos escrito un correo electrónico a alguno de ellos y ya nos hemos puesto en contacto”, reconoce José Fernando García de Orujo Villa Lucía, quien asegura “que esta iniciativa es además una gran herramienta para establecer un primer contacto”.

Y es que estos acercamientos iniciales se pueden convertir en una fructífera relación de futuro. A la búsqueda todavía de un hueco en el mercado e inmersos en la lucha por conseguir la catalogación de su licor como producto con denominación de origen, Orujo Villa Lucía, ha sorprendido a los más exigentes catadores con una amplia variedad de aromas que van desde las tradicionales recetas de miel, hierbas, café, y limón, a las más novedosas y arriesgadas de canela, coco y fresa. Un riesgo que contrasta con la tradición de Salazones Garre, la última de las empresas murcianas que participa en esta feria, y que desde 1983 lleva ofreciendo los mejores productos del mar sazonados con sal procedente de las salinas de San Pedro del Pinatar. En Ciudad Real presentarán los productos que mayor aceptación tienen entre su clientela habitual, y entre los que se encuentran la mojama de atún extra, las huevas de mújol, las huevas de maruca y los lomos de atún ahumado, entre otros. “Se trata de una oportunidad muy importante, pues sin salir de nuestro país conseguimos reunirnos con empresas de China, México o EE.UU.; es decir, con países muy lejanos que en una semana pueden visitar a una gran cantidad de empresas. El coste es mucho más asequible que ir a visitar a cada compañía a su país”, aclara Ana Garre, encargada de gestionar los contratos comerciales que esta fábrica de salazones cierre en la cita manchega.

Image

Image

En total, más de 1.100 empresas de 45 países diferentes, entre expositores y compradores, se darán cita del 8 al 10 de mayo enla IVedición de ‘España Original’, una cita que tiene como objetivo potenciar las relaciones comerciales entre las empresas españolas para abrir nuevas fronteras, y en la que se han colado cuatro representantes murcianas que pondrán al alcance del paladar lo mejor de cada casa.

Image

Una feria con mucho sabor

España Original es una feria bianual organizada porla DiputaciónProvincialde Ciudad Real dentro del sector agroalimentario y de denominación de origen. Con tres ediciones a su espalda, el objetivo de la feria es potenciar los productos españoles en el extranjero con el fin de cerrar acuerdos de negocio que abran las fronteras de la exportación. Se trata de una gran oportunidad de negocio en la que participan más de 350 compradores internacionales gestionados directamente por la organización. Un escaparate en el que, si bien la mayor parte de las empresas participantes proceden de la provincia de Ciudad Real, también existe una gran representación nacional procedente de diversas comunidades como Galicia, Andalucía,La Rioja, Castilla-La Mancha y Murcia, entre otras.